jueves, 19 de noviembre de 2009

Buscan declarar al Faro de La Serena Monumento Nacional

El Faro de La Serena, emblemático ícono de la capital de la Cuarta Región será postulado a Monumento Nacional, materia que permitiría realizar importantes inversiones en su deteriorada infraestructura



--------------------------------------------------------------------------------

Así se informó en el contexto de la sesión del Concejo Comunal desarrollada este miércoles, ocasión en que la Directora Regional de Arquitectura, Alejandra Vio, dio a conocer los resultados de la segunda etapa del diagnóstico estructural que se desarrolla en torno a la obra, el cual fue financiado por el Gobierno Regional y demandó una inversión cercana a los 33 millones de pesos.



El diagnóstico, que lleva a cabo la consultora Juan Pablo Araya y tiene como fecha de término febrero del 2010, revela en términos generales que el Faro mantiene la mayor parte de su estructura en buenas condiciones; que su estado actual no presenta riesgos de colapso y por lo tanto la recomendación apunta a reparar en lugar de reconstruir.



El diagnóstico se encuentra en su tercera etapa de desarrollo, cuyo fin es planificar y desarrollar un anteproyecto, que en definitiva dará los lineamientos de reparación y restauración que tendría el Faro.



Monumento Nacional



“Lo importante es que se han ido recopilando una serie de antecedentes que podrían fundamentar una posible declaratoria de Monumento Nacional, que si bien podría tener fundamentos en contra, por el carácter más bien pintoresco del Faro que arquitectónico sólido, tiene muchos componentes de valor intangible o que ya está arraigada en la ciudadanía y eso también tiene un peso especifico dentro de la posibilidad de la declaratoria”, expresó Alejandra Vio.



La propuesta se ingresará al Consejo de Monumentos Nacionales quien determinará si se declara o no Monumento Nacional.



En el caso que fuera declarado MN, el Faro sería susceptible de ingresar al Programa de Puesta en Valor del Patrimonio, una línea de inversión gubernamental que considera aportes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que ejecuta la SUBDERE a través de los Gobiernos Regionales, con el apoyo técnico de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas. El programa invierte en proyectos de protección y puesta en valor de activos patrimoniales inmuebles que hayan sido declarados Monumentos Nacionales o que tengan méritos para serlo.



Si el Faro no es declarado MN se recurrirá a otro tipo de financiamiento, como el FNDR, u otras alternativas posibles para su protección, en atención a constituir un hito turístico arquitectónico de importancia.



Se estima que las obras de restauración del edificio alcanzarán los 250 millones de pesos. No obstante el monto final será arrojado por el estudio que entregará los detalles técnicos que permitan cuantificar esa reparación.



Cabe destacar que en forma paralela existe un proyecto de la Dirección de Obras Portuarias, consistentes en un estudio para la defensa costeras, obras que son fundamentales para que las marejadas no vuelvan a socavar las fundaciones.



USO



El 13 diciembre estará terminada la tercera etapa del estudio y en febrero se entregará el proyecto completo, que entre otras materias efectuará las recomendaciones para su uso.



No obstante, el Alcalde Raúl Saldívar ya adelantó que el Faro albergará oficinas de información turística.



“Estructuralmente su uso tiene limitaciones dadas por las condiciones propias de su infraestructura, por lo cual su destino será el de dependencias municipales de carácter turístico, materia que además responde a su vocación de ícono emblemático de la ciudad”



HISTORIA



El Faro fue construido por la Armada de Chile por el ingeniero civil Sr. Cisternas Larenas, durante el desarrollo del plan Serena, entre los años 1948 y 1952. Este verdadero símbolo de la ciudad está emplazado en la intersección de la Avenida del Mar y la Avenida Francisco de Aguirre, y su construcción se llevo a efecto en el año 1950, por expresa exposición del Presidente de la República Sr. Gabriel González Videla.



La estructura de 25 metros fue entregada a la ciudad en 1953 y en 1985 fue cedida simbólicamente al municipio por el entonces comandante en Jefe de la Armada, almirante José Toribio Merino, con el fin de que fuese aprovechada como recurso turístico. Desde entonces se transformó en un hito y paso obligado de quienes visitan la zona.



Sin embargo, el monumento actualmente presenta serios daños en sus bases provocado por temblores y por frentes de mal tiempo. A ello se ha sumado el deterioro en su fachada como consecuencia de graffittis.



Hace dos meses el Faro, de propiedad del Estado, fue cedido por la Armada a de la Municipalidad de La Serena a través de una concesión marítima, lo que permitirá mejorar la deplorable situación en que se encuentra el monumento. Ya otorgada esta concesión, el municipio podrá administrar recinto en base a un Decreto Supremo.